El 66% de los argentinos valora tener un espacio de trabajo flexible

0
173
  • La demanda de espacios flexibles ha aumentado sustancialmente desde el auge del modelo de trabajo híbrido.
  • El 82% de los profesionales en Argentina reconoce que contar con espacios de trabajo compartidos fomenta un beneficio en su salud mental, además de impulsar la conexión, la integración, la creatividad, la lealtad y el desarrollo humano.

 Con la reactivación total del mercado laboral, para las empresas es indispensable atraer y retener capital humano a través de la implementación de tendencias de carácter inmobiliario. De acuerdo con una investigación realizada por WeWork en alianza con Michael Page, en Argentina el 66% de los profesionales valora la posibilidad de tener un espacio flexible para desarrollar sus actividades. Asimismo, estos pueden apoyar a las empresas a la consecución de sus objetivos y aportar otros beneficios, como promover la aceleración digital, impulsar la proactividad y fomentar el networking. 

En la actualidad, las preferencias de la fuerza laboral están generando una “revolución” en el sector inmobiliario del país, lo cual representa una oportunidad para que la oferta de bienes inmuebles se direccione hacia la construcción de diseños disruptivos y de edificaciones modernas, alineadas con las necesidades de hoy. En ese sentido, es importante que las compañías de las distintas industrias contemplen en sus estrategias corporativas la adopción de espacios innovadores que garanticen el bienestar y la productividad de sus equipos”, explicó Rocio Robledo, Country Manager de WeWork Argentina.

Por otra parte, es importante resaltar que el estudio evidenció que el 82% de los  argentinos considera que las oficinas están estrechamente vinculadas con  temas de integración y desarrollo humano, debido al intercambio de  ideas, convivencia y conexiones generadas durante la interacción presencial, propiciando lazos de confianza entre los miembros del equipo de trabajo.

Para Robledo, “las oficinas que anteriormente se asumían sólo como un lugar físico para desempeñar una actividad determinada, hoy en día lograron transformarse en espacios que contemplan desde la conexión infinita hasta la colaboración de procesos creativos. Este panorama ha conllevado a la resignificación de los espacios, puesto que ya representan lugares propicios para el relacionamiento, no sólo entre compañeros sino también con posibles aliados o clientes”.

La adopción de nuevas dinámicas laborales surge, en gran medida, como estrategia para incrementar la productividad y la flexibilidad, impactando positivamente aspectos como la identidad y lealtad a través del incremento en la calidad de vida y el balance entre la vida personal y profesional. En Argentina, la demanda de espacios flexibles de trabajo aumentó sustancialmente desde el auge del modelo híbrido. Precisamente, el 83% de los argentinos actualmente trabaja bajo un esquema flexible, un 14% de forma remota y solamente un 4% continúa yendo a las oficinas todos los días presencialmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here