¿La semana laboral de 5 días llega a su fin?, un 88% a favor.

0
66

El debate sobre la implementación de una jornada laboral reducida ha ganado eco al interior del mercado laboral argentino. De acuerdo con el informe elaborado por WeWork, el 88% de los argentinos están a favor de la semana de cuatro días, pero solo el 6% adoptan esta opción.

Al adoptar una semana laboral más corta, las empresas tienen la oportunidad de promover un entorno laboral más saludable y productivo, fomentando la satisfacción de sus colaboradores.

¿La semana laboral de 5 días ha llegado a su fin?: El 88% de las personas está a favor de una jornada reducida.
En un mundo donde la tecnología ha transformado la forma en que trabajamos y vivimos, surge un interrogante clave: ¿es hora de reevaluar la duración tradicional de la semana laboral?

Tras la pandemia, el debate sobre la implementación de una jornada laboral reducida ha ganado eco al interior del mercado laboral argentino. Esta medida busca redefinir la estructura tradicional de trabajo, priorizando el bienestar de los empleados y la eficiencia en el desempeño laboral. En este sentido, WeWork – compañía líder a nivel mundial en espacios flexibles – presenta un breve análisis sobre esta tendencia que ha ganado fuerza en los últimos años.

Aunque ya está validada en varios países, la semana de cuatro días está comenzando las pruebas oficialmente este año en algunas empresas de América Latina y sigue siendo objeto de curiosidad, dudas y deseo entre los trabajadores. De acuerdo con el informe Retos y perspectivas del trabajo: revelando las claves de la evolución laboral elaborado por WeWork junto a la consultora Michael Page, el 88% de los argentinos están a favor de la semana de cuatro días, pero solo el 6% adoptan esta opción.

Asimismo, el 70% de los encuestados considera que sería más productivo en cuatro días de trabajo, y cuando se les pregunta para qué usarían su eventual día adicional, la mayoría lo destinaría para pasar tiempo de calidad con la família y amigos, utilizarlo para el descanso y la relajación, y mismo la realización de deportes y actividades recreativas.

“A medida que avanzamos hacia un futuro laboral más flexible y centrado en las personas, es imperativo que abracemos esta tendencia y nos comprometamos a construir entornos laborales que promuevan un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal. La adopción de una jornada laboral reducida no solo beneficiará a los trabajadores, sino que también conducirá a un aumento de la productividad, la satisfacción laboral y la retención de talento.” Señaló Romina Diepa, People Partner Manager de WeWork.

En conclusión, esta tendencia subraya la necesidad de adaptarse a las realidades cambiantes del mundo laboral moderno. Esto no solo representa un cambio en la forma en que concebimos el trabajo, sino también es un reconocimiento de la importancia de priorizar el bienestar de los empleados. Al adoptar una semana laboral más corta, las empresas tienen la oportunidad de promover un entorno laboral más saludable y productivo, fomentando la satisfacción de sus colaboradores y fortaleciendo su compromiso con la organización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here