“LEER NO SIGNIFICA COMPRENDER”

0
64

Por Virginia H. Rodríguez, Licenciada en Ciencias de la Educación, especialidad Desarrollo de Habilidades de Estudio

 

“En el actual escenario internacional,

dominado por la globalización, la competitividad,

la alta tecnología y la información;

la educación y la lectura se constituyen en los pilares estratégicos

del desarrollo de las naciones,

y en una mejor posibilidad de aspirar

a una vida mejor por parte de todos los ciudadanos.

UNESCO. World Education Report, 2000. París

El enunciado planteado por la UNESCO, lejos de superarse, constituye para el escenario internacional y en forma alarmante en el nuestro, una de las preocupaciones que atraviesa la educación de nuestros niños y jóvenes.

La sociedad actual y la posibilidad de insertarse efectivamente en ella, exige el manejo y abordaje crítico de una inmensa y variada cantidad de información, exige capacidades elevadas de lectura.

Leer y saber hacerlo en la sociedad actual, es una imperiosa necesidad ya que se  constituye en  una actividad relacionada con cualquier trabajo intelectual, laboral, social que nos propongamos desarrollar:

Todo proceso de lectura, implica reconocer el objetivo a partir del cual nos ponemos en contacto con la información, ya sea que nos lo hayamos propuesto en forma personal o que alguien (profesor – instructor-  etc) nos lo haya propuesto. En adelante, podremos determinar un procedimiento específico para abordar el texto.

Por ejemplo, dentro del ámbito escolar:

…No es lo mismo buscar  “acontecimientos sobresalientes entre 1760 – 1820”  a  comprender  “el contexto social – económico y político de la Revolución de Mayo”.

…No es lo mismo describir “las características de los distintos biomas” a elaborar una conclusión respecto de “cual es el más adverso para el desarrollo del hombre”.

Los ejemplos intentan ilustrar, no sólo diferentes objetivos sino también la necesidad de proponerse distintas formas o procedimientos para relacionarse con las fuentes de información. También nos acercan a la posibilidad de diferenciar distintos niveles de análisis, comprometidos en el proceso de lectura.

Si bien  la lectura es una actividad compleja del conocimiento en la que intervienen y confluyen distintas capacidades, la introducción del artículo nos enfrenta con un desafío más elevado.

Significa superar una primera etapa,  en la que se alcanza la visualización de signos, el reconocimiento de palabras y su repetición oral. Significa alcanzar una esperable velocidad lectora  como resultado de un hábito desarrollado desde el incentivo escolar y familiar, pero teniendo en cuenta que:

leer no significa comprender”…

La comprensión, como resultado de la lectura, implica  la intervención del lector desde  un rol activoparticipativo, e interactivo  Según Anderson y Pearson, “…la comprensión tal y como se concibe actualmente, es un proceso a través del cual el lector elabora un significado en su interacción con el texto.”

La interacción del lector, dentro del enfoque de trabajo que propongo, supone el desarrollo de  una   estrategia  para el abordaje y análisis de textos  que facilite avanzar hacia distintos niveles de comprensión: desde el significado de oraciones simples hasta la interpretación y superación del contenido del texto dentro de un universo de significado más amplio.

Actuar estratégicamente no significa elegir azarosamente distintas  técnicas de estudio y desarrollarlas ordenadamente.

Las técnicas de estudio son procedimientos específicos que utilizadas mecánicamente  o seleccionadas en forma azarosa, pierden valor y sentido frente al objetivo de comprensión.

Por el contrario,  pueden convertirse en un obstáculo, ante el intento de facilitar la recuperación de la información, cuando no se respeta la relación específica entre las ideas y/o el sentido lógico entre las mismas.

Actuar estratégicamente implica una mirada amplia y flexible frente a la tarea de lectura, en la que no es posible desconocer el contexto en el que ésta tarea será desarrollada, las características de las fuentes y los objetivos que deseamos alcanzar.

Actuar estratégicamente supone el aprendizaje previo de una variedad y cantidad de procedimientos; el uso y entrenamiento de los mismos en distintos contextos; el control de los resultados obtenidos; la corrección de los errores; “….una toma de decisiones en condiciones específicas…” Monereo(1997)

Supone también pensar en modelo de persona capaz de decidir, equivocarse, mejorar y fortalecer su autonomía con el fin de alcanzar metas propias, desarrollar su potencial personal,  pudiendo participar activamente en sociedad.

Virginia H. Rodríguez                                                                                              Lic. en Ciencias de la Educación                                                                        Profesora de Metodología para el Estudio del ILSE (UBA)                                            Asesora Pedagógica ILSE. U.B.A (1995 -2011)                                                        Orientación individual –grupal –institucional. Virtual- Presencial virginiarodriguez.aprender@yahoo.com.ar   /   CEL-WSP  011 6157 4059

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here