Padres y alumnos: ¿cómo afrontar los exámenes de fin de año?

0
61

Por Virginia H. Rodríguez, Licenciada en Ciencias de la Educación, especialidad Desarrollo de Habilidades de Estudio.

En la desesperación por resolver este problema,  muchas familias y alumnos acuden a una variedad de Profesores particulares con el objetivo de prepararse en cada una de las materias.

Esta situación común implica no sólo un desgaste económico sino también de energía, que genera en forma creciente la reflexión y el análisis de la comunidad educativa.

Entre las conclusiones más generales relacionadas con las causas de este problema encontramos las que resaltan “fallas en la Comprensión lectora y en los Hábitos de estudio”.

En forma coincidente con estas conclusiones, puedo agregar que la solución a este problema no se alcanza mágicamente con dos semanas de preparación en diciembre. Implica integrar la Lectura Comprensiva y los Hábitos de estudio como desafío a mejorar durante todo el año, convirtiéndose en una alternativa, para que el problema no se convierta en una experiencia repetida.

En la situación que se plantea es necesario diferenciar:

1 -Las problemáticas relacionadas con la vida escolar – académica en general. Tanto la Comprensión lectora como los Hábitos de estudio pueden evidenciarse en: dificultades para  recuperar comprensivamente información, cumplir en tiempo y forma con las tareas asignadas, diferenciar  con claridad las acciones comprendidas en una consigna, recuperar y utilizar provechosamente las explicaciones /actividades de la clases, encontrar un equilibrio entre el tiempo dedicado al estudio y a la recreación; entre otras.

2 -Las problemáticas relacionadas con un contenido particular en una materia Por ejemplo: operaciones en matemática – análisis de oraciones etc

Si bien ambas problemáticas conducen al mismo resultado, la manera de resolverlas es diferente:

1- La Comprensión lectora como  con los Hábitos de estudio, merecen un trabajo orientado y sistemático que no se alcanza en forma casual y aislada. Requiere el aprendizaje de una variedad de procedimientos que paulatinamente el alumno podrá utilizar e integrar a su vida académica, en las distintas materias y en  los distintos  niveles.

2- Las problemáticas particulares en cada materia pueden ser advertidas y trabajadas a tiempo, cuando el alumno ha logrado estrategias de aprendizaje que favorecen su autonomía y determinación en relación con su vida escolar.

A pesar de todo y ante la inminencia de los exámenes, siempre es válida una orientación que permita encauzar nuestras acciones y no abandonar en el intento:

En primer lugar, ya sea que se trate de una o varias materias, es necesario establecer criterios de organización: etapas de trabajo, tiempos y momentos diarios;  materiales necesarios y  lugares en los que se desarrollará cada acción. Será necesario articular estos aspectos,  planificar, ejecutar y evaluar lo realizado.

En segundo lugar, será necesario integrar criterios relacionados con:

  • El abordaje de fuentes bibliográficas: Cómo utilizar el Programa de la materia, la carpeta de trabajo, manuales y fotocopias.
  • El análisis y procesamiento de la información: La recuperación comprensiva y no memorística de los contenidos trabajados implica un análisis, una  reorganización y una integración a partir de ciertos criterios lógicos  que el alumno debe aprender y ejercitar. La extracción o subrayado de ideas en forma azarosa, como su traslado a un gráfico no garantizan la posibilidad de reorganizar esos mismas ideas  con claridad y coherencia, ya sea en una exposición oral o escrita. De  igual forma, el hábito de leer varias veces el texto para luego repetirlo oralmente, o copiar  y repetir la copia varias veces: no mejora la comprensión, sino la recuperación memorística de la información.

En tercer lugar, el alumno  podrá diferenciar las dudas o dificultades relacionadas con los contenidos y procedimientos de cada materia,  a partir de una visión clara y ordenada, de aquello en lo que necesita recibir ayuda.

Virginia H. Rodríguez                                                                                              Lic. en Ciencias de la Educación                                                                        Profesora de Metodología para el Estudio del ILSE (UBA)                                            Asesora Pedagógica ILSE. U.B.A (1995 -2011)                                                        Orientación individual –grupal –institucional. Virtual- Presencial virginiarodriguez.aprender@yahoo.com.ar   /   CEL-WSP  011 6157 4059

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here